BIENVENIDO a la página del Parc Guell, donde podrá visitar virtualmente todo este parque monumento. Descubrirá rincones, fotos en las diferentes estaciones del año, vídeos, etc. Si va a visitar esta maravilla, desde esta web encontrará todo lo necesario para hacerlo, si ya lo hizo, sorpréndase lo que no llegó a ver.

HISTORIA

locaTion
hisTory
zone Park
exTra
weaTher

SOBRE EL PARQUE nacimiento de una idea. En su tiempo denominada la Montaña Pelada por carecer de vegetación alguna, fue adquirida por el entonces empresario Eusebi Güell y no fue ninguna casualidad que la compraventa se realizara el día que el santoral marcaba Santa Marta el 19 de Julio de 1899. Santa Marta desde la edad media era la patrona de los hosteleros y Güell quería que fuera un proyecto donde quien residiera se sintiera siempre bien acogido. No es nada extraño esta actitud en aquellos años ya que la comunidad católica realizaba muchos de sus actos coincidiendo con fechas de patrones o eventos pasados.
De todos es sabido que Antoni Gaudì se inspiró en los parque residenciales de Inglaterra (de aquí viene el nombre en inglés Park Guell), de esta forma Güell y Gaudí quisieron diseñar un parque-residencia, totalmente independiente y autónomo.
Güell fue adquiriendo los terrenos lindantes hasta formar un área de 15 hectáreas, que son las que configuran el parque. Gaudí y Güell se obstinaron en dejar el parque totalmente inaccesible al transporte público con el afán de mantener su exclusividad e independencia, e incluso se permitieron vetar al que fue el gran avance del transporte como fue el tranvía eléctrico.
Sin duda algunas voces críticas dijeron que ese fue el motivo principal del fracaso del proyecto.
El proyecto tenía previsto la ubicación de 60 viviendas, en un inmenso jardín con las mejores vista de la ciudad. Al final sólo se pudieron vender dos parcelas, una donde está ubicada la Casa Museo de Gaudí y otra la Casa Trias obra del arquitecto Juli Batllevell (1905).
Gaudí se empeño en que su gran obra estuviera repleta de la vegetación y repobló totalmente la montaña carente de vegetación con especies autóctonas que garantizaban su mejor adaptación y durabilidad.
Ya prácticamente en sus años iniciales de su construcción la se intuía el fracaso comercial, sin embargo las construcciones de las zonas comunes continuaron hasta el 1914.
El Conde Güell falleció en 1918, sus herederos cedieron el parque al Ayuntamiento de Barcelona, con la condición que este fuera público y abierto a todo el público. En 1969 el Park-Güell fue declarado Monumento Histórico-Artístico Nacional, pero sin duda el reconocimiento mundial fue el año 1984 donde la UNESCO lo declaró Patrimonio de la Humanidad (Obras de Gaudí).